Cadena logística en peligro

Una medida de imposible cumplimiento pone en jaque al comercio exterior

El nuevo esquema impuesto por el Banco Central contempla el cobro de fletes en pesos, para que recién luego de cumplidos 90 días, se puedan adquirir las divisas suficientes para efectuar las remesas correspondientes a dichos pagos. ¿Quién absorbe el riesgo de pérdida de poder adquisitivo durante dicho plazo?

 Por las recientes medidas de restricción cambiaria adoptadas por medio de la Com. "A" 7746 del Banco Central, los operadores de la cadena logística del comercio exterior, se han visto impedidos de operar normalmente en el mercado de cambios, a los efectos de cumplir con el pago y posterior remesa de los fletes percibidos en esta plaza a sus beneficiarios en el extranjero.

El esquema contempla el cobro de fletes en pesos, para que recién luego de cumplidos 90 días, se puedan adquirir las divisas suficientes para efectuar las remesas correspondientes a dichos pagos.

Esta condición, resulta de imposible cumplimiento, ya que ninguna de las empresas argentinas que integran la cadena del comercio exterior, pueden absorber el riesgo de pérdida de poder adquisitivo durante dicho plazo, atento el reinante contexto de inestabilidad cambiaria y desmedida inflación que castigan a la economía argentina.

Frente a este panorama, la Asociación Argentina de Agentes de Carga Internacional (AAACI), el Centro Despachantes de Aduana (CDA) y el Centro de Navegación (CNAV), que en conjunto representan a todos los eslabones del comercio exterior argentino -carga, terminales portuarias y barcos-, enviaron una nota al ministro de Economía Sergio Massa y al presidente del Banco Central, Miguel Ángel Pesce.

El desafío de trabajar cerca de proveedores y clientes

"El Niño" pone en riesgo a la agro exportación

En la misiva, la entidades expresan su "absoluta preocupación por la aplicación de dicha medida, ya que la misma atenta contra el normal funcionamiento de las operaciones y flujos del comercio exterior estandarizados a nivel global, afectando negativamente la actividad de los exportadores, importadores, agentes de carga, despachantes y agencias marítimas que actúan en nuestro país, lo que repercutirá en el encarecimiento de las operaciones de comercio exterior y el posible desabastecimiento de insumos para la producción nacional, con pérdida de producción, empleo y de ingresos millonarios en divisa para la Argentina".

Como consecuencia de lo anterior, preocupa a todos los firmantes que los armadores de buques en el exterior, adopten como política y única solución viable, el pago y cobro de los fletes y otros servicios de transporte, directamente en el exterior, convirtiendo a la Argentina en "Puerto Sucio".

Finalmente, los firmantes de la nota, Jorge Pereira, presidente de AAACI; Héctor Pardal, y Javier Bertolotto, presidente y secretario respectivamente del CDA; y Julio Delfino y Alfonso Mingo Jozami, presidente y gerente general respectivamente del CDA, solicitaron la urgente intervención de los funcionarios "para instrumentar la revocación de la normativa señalada".

Asimismo, manifestaron su "completa vocación de diálogo a efectos de trabajar en conjunto con la autoridad, otras medidas que permitan el cumplimiento de la política cambiaria, garantizando al mismo tiempo la continuidad del flujo del comercio exterior argentino".

Temas relacionados
Más noticias de Comercio Exterior
Noticias de tu interés

Compartí tus comentarios

¿Querés dejar tu opinión? Registrate para comentar este artículo.