Por el mundo

Perú cae en la trampa china con el puerto de Chancay

A pocos meses de su inauguración, las autoridades incaicas descubrieron que la naviera estatal del gigante asiático, Cosco Shopping, tendrá la exclusividad de la explotación de los servicios clave en la mega terminal portuaria.

 Sonaron pitos y matracas en Perú cuando el régimen de Xi Jinping anunció un millonario desembolso para construir la Terminal Portuaria Multipropósito de Chancay.

Primer país de Latinoamérica en el ranking de penetración china que elabora anualmente la organización civil Doublethink Lab, Perú recibió con los brazos abierto esta inversión que prometía cambiar su ecuación logística.

Situada a 80 kilómetros al norte de Lima, esta mega infraestructura planea convertirse en un centro de intercambio y distribución en la región, para movilizar una gran cantidad de mercancías en tránsito hacia y desde el Pacífico, con preponderancia de productos mineros.

Conforme los proyectos de ingeniería en curso, contará con cuatro sitios de atraque con la posibilidad de extenderlos a 15 en un futuro. Por su profundidad natural, sobre el Pacífico, estará en capacidad de recibir a los buques portacontenedores más grandes del mundo.

El desembolso es colosal: u$s 3.600 millones, según las proyecciones oficiales, para desarrollar una compleja obra de ingeniería con la que el Gobierno peruano espera atraer alrededor de un 50% de los cerca de u$s 580.000 millones que mueve cada año el comercio entre China y América del Sur.

Poco le importó al gobierno la demolición de uno de los cerros de la zona costera central del Perú. Tampoco inquietó el túnel de casi dos kilómetros que se perfora bajo el centro poblado de Chancay, para conectar el puerto con la cercana ruta Panamericana que generó notables deterioros en la zona.

"Muchos vecinos han visto cómo aparecían grietas en sus casas y hay barrios enteros que tienen que ser evacuados a diario por las voladuras", denunció Míriam Arce, presidenta de la Asociación en Defensa de las Viviendas y el Medio Ambiente del Puerto de Chancay.

Se desoyó asimismo el informe, confeccionado por el biólogo marino alemán Stefan Austermühle, que advertía daños irreparables al humedal de Santa Rosa. En este paraje vecino de 77 hectáreas tienen su santuario cerca de un centenar de especies de aves, ahora afectadas por las voladuras y el trajín de camiones y maquinaria pesada.

El estudio también criticó la erosión de las costas a causa de los inmensos corrimientos de tierras y el impacto en la fauna marina del intenso tráfico de buques de gran calado que traerá consigo el puerto.

Sin embargo, lo peor estaba por llegar.

La Autoridad Portuaria Nacional (APN) a través de la procuraduría pública del Ministerio de Transportes y Comunicaciones (MTC) viene de presentar una demanda contenciosa administrativa para declarar la nulidad del acuerdo que otorga a la naviera china Cosco Ocean Shipping Company (Cosco) la exclusividad de la explotación de los servicios esenciales en el puerto.

Cosco es propiedad del Gobierno chino y está basada en Pekín. La compañía es gestionada por la Comisión de Supervisión y Administración de Activos Estatales, que a su vez depende directamente del Consejo de Estado chino, por lo que está bajo el control del Partido Comunista. Sus inversiones son decididas y validadas por Pekín y, por lo tanto, se considera una extensión del poder chino en el mundo.

Según la procuraduría pública de la entidad, el acuerdo iría en contra de la Ley del Sistema Portuario Nacional.

"Es evidente que, en el presente caso, la exclusividad concedida a Cosco mediante Resolución de Acuerdo de Directorio No. 0008-2021-APN-DIR, fue otorgada para un caso no regulado por la Ley del Sistema Portuario Nacional ni su Reglamento, a través de un Acuerdo de Directorio. Ello, sin tener en cuenta que la explotación portuaria en exclusividad está prevista solo en los supuestos que exista un compromiso contractual suscrito por el Estado peruano con el sector privado", destacó la demanda.

A juicio de la APN, la falta de un compromiso contractual necesario para que Cosco pueda tener el uso exclusivo para la prestación o ejecución de servicios esenciales se encuentra en abierta violación a la ley. Entre los servicios concedidos figuran rubros clave como la operación y transporte de carga, los técnico-náuticos, y los servicios al pasajero, entre otros.

"Con tal otorgamiento se limita o quiebra la libre competencia en la ejecución y prestación de actividades y servicios portuarios", concluye la demanda.

Temas relacionados
Más noticias de China
Noticias de tu interés

Compartí tus comentarios

¿Querés dejar tu opinión? Registrate para comentar este artículo.