Comercio exterior

La amenaza a la profesión de despachante de aduana

Respecto al DNU 70/23, la pregunta es si se está impulsando una simplificación o se produce un riesgo para el comercio internacional y la seguridad nacional.

En esta noticia

 (*) Guillermo Vidal Albarracín

Imagina que eres despachante de aduana con treinta años de antigüedad, que has hecho un gran esfuerzo para capacitarte y especializarte y en una charla de bar dicen que tu actividad es un kiosco para encarecer la logística del despacho aduanero que puede reemplazarse con una foto y una app.

En ese caso puedes explicar que, si bien es cierto que existen operaciones aduaneras simples, también hay procesos complejos que requieren conocimientos especializados y experiencia para garantizar el cumplimiento de las normativas y regulaciones vigentes, que la implementación del sistema María introdujo la necesidad de documentar adecuadamente las operaciones aduaneras a través de la clasificación arancelaria de la mercadería. Que este proceso complejo es crucial para determinar los aranceles aplicables, los impuestos a pagar y asegurar el cumplimiento de las normativas comerciales internacionales y tantas cosas más.

Los peligros

Cambiemos la situación. Ahora el comentario ya no es coloquial en un bar, sino que lo hace un político públicamente para fundamentar la eliminación del registro de despachante y crear la figura del declarante a través del cual, cualquiera, sin idoneidad alguna, puede documentar aduaneramente. Se refiere al reciente decreto n° 70/23. ¿Cuál sería tu reacción?

¿Se entiende la diferencia? Se reduce, simplifica y menoscaba sin fundamento válido tu profesión al grado de reducirla a un título vacío. Como si fuera poco, se resalta que no se requiere idoneidad alguna para hacer lo que vos estudiabas y te especializabas por mejorar.

Si bien ya antes del DNU n° 70/23 existía la posibilidad de que las personas jurídicas autorizaran a un tercero a documentar aduaneramente, pero sujeto a las condiciones y requisitos que fije la reglamentación (tercer párrafo del art. 37 del Código Aduanero, conforme ley 25.063). 

Pero, se aclara, debían acreditar a satisfacción del servicio aduanero que existían razones justificadas para prescindir del despachante de aduana (Decreto Reglamentario n°1001/82), ahora, a través de la figura del "declarante", con sólo no registrar antecedentes penales, puede documentar cualquiera, sin ninguna idoneidad, ni vínculo con la aduana, ni con la UIF, lo cual reviste un peligro para el comercio internacional y la seguridad nacional.

¿Cuál sería tu estado de ánimo, tu reacción máxime cuando has pedido que las autoridades te dejen explicar tu verdad y los riesgos de la medida y no te reciben, encerrados en su postura desregulatoria?

¿Se advierte por qué hay una gran preocupación en los despachantes de aduana?

No se sugiere alzarse en armas, ni una marcha con bombos y carteles frente a la casa de gobierno. No, sólo se persigue generar un espacio de encuentro y diálogo constructivo con las autoridades, para que puedan comprender la realidad y consensuar una reunión para encontrar una solución que agilice los procedimientos con eficiencia y seguridad, sin desactivar, innecesaria y peligrosamente, la actividad del despachante de aduana.

(*) Abogado especializado en derecho aduanero. Corredactor del Código Aduanero (Ley 22.415).

Temas relacionados
Más noticias de Despachantes de Aduana
Noticias de tu interés

Comentarios

¿Querés dejar tu opinión? Registrate para comentar este artículo.
  • HL

    Hernan Llanos

    Hace 5 minutos

    Yo lo he vivido por 43 años de trabajo en la Marina Mercante, EL TRABAJO DE DESPACHANTE DE ADUANA es una burocracia inutil mas, para agregar mas complejidad al simple hecho de inportacion y exportacion. Estos ultimos gobiernos Peronchos y Kukarachas han creado miles de puestos inutiles en el estado que todos debemos pagar con nuestros impuestos.
    En el siglo 21 con la digitalizacion de todos los formularios y presentaciones el trabajo de DESPACHANTE DE ADUANA sera simplemente uno mas de los cientos de ocupaciones que desaparecieron en los ultimos 40 años por la computacion y digitalizacion de los sistemas.
    Es lamentable para el incolucrado pero ya no se puede arar un campo con caballos, se usan tractores. La evolucion es asi y deja por el camino a muchos.
    Hagan memoria de cuantas ocupaciones desaparecieron por el cambio de los tiempos. BUENO EL CURRO DE LOS DESPACHANTES DE ADUANA tambien llego a su final, y esto no es algo nuevo. Los despachantes de aduana ya empezaron a ser remplazados desde fines de 1990, cuando AFIP simplifico los tramites. Ahora despues del 2020 y la pandemia, todo se acelero y varias ocupaciones ya no son requeridas.

    Responder