Financial TimesExclusivo Members

En Wall Street crece el pesimismo sobre el rally de las acciones ¿qué puede pasar con el dólar?

La renta variable de Wall Street rompió con su tendencia histórica de moverse en sentido inverso al dólar.

Las acciones estadounidenses han subido a la par que el dólar este año, en una ruptura con las tendencias históricas que ha llevado a algunos analistas a preguntarse cuánto más el rally podrá resistir la suba del billete verde.

El dólar ha subido un 4,7% frente a una canasta de seis divisas comparables este año, mientras que en el mismo periodo el índice de referencia de Wall Street, el S&P 500, ha subido 7%.

"Si el dólar sigue subiendo, la renta variable se resentirá", afirma Mislav Matejka, responsable de estrategia de renta variable mundial de JPMorgan. "Históricamente, la renta variable y el dólar han mostrado una fuerte correlación inversa".

El CEO de JPMorgan dice que es "cauto" sobre la economía de EE.UU. y proyecta aumentos del petróleo

La suba del dólar -impulsada por el alza de las tasas de la Reserva Federal- fue uno de los factores que pesaron sobre las acciones en 2022, según los estrategas. El índice dólar ganó un 8% ese año, mientras que el S&P 500 perdió casi una quinta parte de su valor, la mayor caída anual desde la crisis financiera mundial de 2008.

Cuando el dólar está fuerte, las ventas de las empresas estadounidenses en el extranjero se convierten en menos dólares, lo que reduce los beneficios y puede afectar a los beneficios y las valoraciones.

Sin embargo, la renta variable ha podido "digerir mejor" la suba del billete verde este año porque "el ritmo de la fortaleza del dólar no es tan marcado como en 2022", afirmó Karim Chedid, responsable de estrategia de inversión de iShares Emea en BlackRock.

También señaló que la mayoría de los principales bancos centrales, incluida la Fed, parecían estar pasando de un ciclo de endurecimiento a uno de relajación, en contraste con 2022, por lo que cualquier recorte de las tasas estadounidenses probablemente pesaría sobre el dólar. "Estamos en el punto álgido del ciclo de tasas. Sí, las expectativas se han retrasado, pero seguimos esperando que comience el ciclo de recorte de tasas".

Las acciones han seguido subiendo este año incluso cuando los traders han reducido rápidamente las elevadas expectativas de recortes de tasas en Estados Unidos. Los mercados de swaps prevén sólo un recorte de un cuarto de punto para finales de 2024, mientras que a finales de 2023 esperaban más de seis.

Según Binky Chadha, estratega jefe mundial de Deutsche Bank, la renta variable y el dólar parecen haberse movido en respuesta al mismo motor en los últimos meses.

"Un mejor crecimiento en EE.UU. significa mejores perspectivas para los beneficios y la renta variable de EE.UU. [pero] también significa tasas más altas en EE.UU. -menos recortes- y un dólar más fuerte, ya que el crecimiento en otros lugares ha sido mediocre", dijo Chadha.

¿Se viene una suba de tasas de la Fed? Las apuestas de los mercados

Sin embargo, algunos estrategas advierten que el repunte de la renta variable podría no resistir la fortaleza del dólar durante mucho más tiempo.

"Las ganancias son bastante decentes, por ahora, pero si esta situación continúa, podría empezar a ser un poco más complicado", dijo Kevin Thozet, miembro del comité de inversión de la gestora de activos francesa Carmignac.

El impacto puede sentirse de forma desigual en el mercado. Las acciones tecnológicas, que han impulsado la mayor parte del avance del S&P 500 en el último año, pueden resultar más resistentes que otras empresas al impacto de un dólar fuerte en el precio de los bienes y servicios de las empresas estadounidenses en el extranjero.

El dólar se encamina a su semana más fuerte desde 2022

"Tener una divisa más fuerte hace que los bienes y servicios estadounidenses sean menos competitivos a escala internacional", afirma Jack Ablin, director de inversiones de Cresset Capital. "No estoy seguro de que una divisa fuerte vaya a impedir que alguien compre un chip de Nvidia o use Amazon [pero] probablemente veríamos un impacto en la sección media del S&P 500".

La suba del dólar también podría significar que, después quedarse rezagados frente a las ganancias de Wall Street el año pasado, los mercados de renta variable de otras regiones podrían empezar a ponerse al día.

"Es posible que nos encontremos en un periodo en el que los mercados fuera de EE.UU. puedan por fin obtener mejores resultados", afirma Andrew Cole, responsable de activos múltiples de Pictet Asset Management.

Temas relacionados
Más noticias de dólar

Las más leídas de Financial Times

Destacadas de hoy

Noticias de tu interés

Compartí tus comentarios

¿Querés dejar tu opinión? Registrate para comentar este artículo.