Peligran las exportaciones agroindustriales

Reclaman por falta de dragado y señalización en la hidrovía

Los Prácticos expresaron su preocupación frente a la falta de profundidad en ciertos tramos de la Vía Navegable Troncal que atenta contra la salida de las exportaciones. También reclaman por deficiencias en el balizamiento. Jan De Nul y Emepa en el centro de los cuestionamientos.

En esta noticia

 La exportación es el salario del país, y la próxima cosecha gruesa, que se estima entre las más importantes de la historia argentina, necesita de la vía navegable del Río Paraná en condiciones para su salida al océano.

Frente a este escenario preocupa el llamado de atención de los Prácticos, que, por ocuparse de asistir a los buques en navegación, palpan de primera mano y de forma permanente el estado de las vías navegables.

En este caso, la Asociación Civil Prácticos República Argentina manifestó su profunda preocupación ante la falta de dragado en pasos críticos de la hidrovía y problemas en la señalización.

Por medio de una nota dirigida a las autoridades nacionales que lleva la rúbrica de Javier Torres y Claudio Venturini, presidente y secretario, respectivamente, de la entidad, solicitaron "encarecidamente su pronta intervención en lo que respecta al dragado de los pasos críticos", advirtieron los prácticos, en una carta destinada a la Subsecretaría de Puertos, Vías Navegables y Marina Mercante de la Nación, que aún no tiene autoridades designadas.

En la nota se destacan las denuncias recibidas por parte de prácticos pertenecientes a la Asociación sobre la "presencia de bajos fondos, lo que está generando situaciones adversas que ponen en peligro la seguridad en la navegación". Asimismo, destacaron la "falta de boyas que pone en riesgo la navegación segura".

Casos puntuales

Entre los tramos con falta de profundidad, los prácticos se refirieron al "Paso Alvear" (km 405), así como también en el km 337, y señalan el caso de una embarcación que perdió el control.

Justamente en esta zona, días atrás se varó el buque Clara Insignia, con bandera de las islas Marshall y 200 metros de eslora.

La nave, cargada con 31 mil toneladas de trigo se cruzó sobre el eje del canal principal, obstruyendo totalmente la navegación durante 48 horas con el perjuicio que ello implicó para la logística exportadora.

Desde el INTA advirtieron por el regreso de "La Niña" y una eventual sequía. Si hoy con aguas altas se están generando este tipo de varaduras, es de imaginar los inconvenientes que se producirán frente a una nueva bajante.

Otro bajo fondo relevado es el del en el kilómetro 389, en el "Paso de los Paraguayos" (km 389), y en este caso se especula con que podría tener origen en el derrumbe del veril norte, en la margen izquierda del canal principal.

Si con esto no alcanzara, el personal de la Subsecretaría de Puertos, Vías Navegables y Marina Mercante de la Nación, en queja por el no pago de horas de extras informó el 2 de febrero que los fines de semana y feriados no se iba a emitir la planilla de profundidades diarias. Lo cierto es que el río tiene una realidad diferente a la del Estado porque trabaja las 24 horas al día, los 365 días del año. Por ende, la logística naviera no se puede dar el lujo de carecer de esa información.

"Varios buques cargados, siguiendo las rutas recomendadas por su administración, han experimentado problemas, situación que derivó en una reducción en la velocidad de navegación, por un lado, y amenazando el diseño del canal, así como también al medio ambiente", señala la misiva.

"En aras de la seguridad de la navegación, consideramos imperativo llevar a cabo el dragado necesario, actualizar las batimetrías en la vía troncal y reposicionar las boyas en "Los Paraguayos", y sugerimos realizar batimetrías adicionales para evaluar la viabilidad de utilizar el Canal Fighiera como una alternativa, dado que fue dragado previamente", solicitaron los prácticos que a su vez se pusieron a disposición de las autoridades para colaborar en estos temas.

Los responsables

El compromiso del dragado está en manos de la Compañía Sud Americana de Dragados perteneciente al Grupo Jan De Nul a través de una contratación directa y sin licitación con la Administración General de Puertos (AGP) quien desde 2021 actúa como concesionario en una virtual estatización de la vía navegable.

La señalización, por su parte, corresponde a la firma Emepa tras una "licitación corta" llevada a cabo por AGP.

Temas relacionados
Más noticias de Hidrovía
Noticias de tu interés

Compartí tus comentarios

¿Querés dejar tu opinión? Registrate para comentar este artículo.