Acceso global

Starlink: la internet de Elon Musk logra un hito y abre una nueva era de conectividad total

El magnate Elon Musk avanza a paso firme para proveer su servicio de Internet satelital directamente a los teléfonos convencionales, a la vez que surgen otras opciones

En esta noticia

La tan mentada idea de la conectividad total se vino tropezando, hasta ahora, con la realidad de que las redes de telefonía y datos tienen, en todo el mundo, una cobertura limitada y focalizada en los grandes centros urbanos.

Sin embargo, la tecnología para disponer de un celular capaz de tener conexión a Internet en todo momento y lugar comienza a transitar un camino hacia su popularización.

La clave de esta transformación es la conectividad satelital, que tradicionalmente estuvo disponible de manera restringida y para usos especiales, debido a su alto costos y prestaciones algo limitadas en comparación a lo que ofrecen hoy, por ejemplo, las redes de datos 4G terrestres.

A fines de febrero, Elon Musk marcó un hito: envió el primer mensaje de X (ex Twitter) desde su celular directamente a la red satelital de su compañía de internet Starlink. 

Ahora, según anunció esta semana, dijo que el sistema funciona "igual o mejor de lo esperado", dado que logró realizar una descarga a una velocidad de 17 Mbps a un teléfono Samsung Galaxy

La empresa de Elon Musk indicó que las pruebas se realizaron en el bloque de frecuencias PCS G del proveedor T-Mobile, lo que equivale a la banda 25 del espectro LTE. Esto es compatible con la mayoría de los celulares actuales que operan en redes 4G y 5G. Para estas pruebas se utilizaron dispositivos móviles sin modificar de las marcas Apple, Google y Samsung.

Hasta el momento, la compañía solo ofrece de manera comercial la conectividad a un kit domiciliario dotado de una antena voluminosa y no muy trasladable.

La tecnología detrás del logro de Musk se llama Direct to Cell y, sencillamente, permite que los celulares se conecten directamente a una red satelital para enviar y recibir mensajes de voz, texto y datos.

Starlink, el exitoso servicio de internet satelital de Elon Musk, que pronto llegará a la Argentina.

Suena más fácil de lo que es realmente, dado que el sistema recién está en fase de pruebas en los Estados Unidos, mientras Starlink pule los detalles y lanza satélites especializados con esta tecnología para sumar a su constelación actual.

Una de las grandes ventajas de Direct to Cell es que, en teoría, no requiere que los usuarios compren nuevos teléfonos celulares. La tecnología se creó para que pueda utilizarse con cualquier dispositivo LTE; es decir, smartphones y tablets compatibles con 4G y 5G.

Este año, el plan de Musk es tener en órbita unos 60 satélites especializados para conectar a celulares que darán servicio a unos 2.000 teléfonos móviles de clientes de la operadora estadounidense T-Mobile.

El proyecto implica que en este 2024 se pueda utilizar Direct to Cell para enviar y recibir mensajes de texto. Luego, a partir de 2025, se ampliarán las capacidades para transmitir voz y datos, además de permitir la conexión de dispositivos IoT.

"Esto permitirá la conectividad de teléfonos móviles en cualquier lugar de la Tierra. Tengan en cuenta que Direct to Cell solo admite alrededor de 7 Mb  por emisión (de datos) y las emisiones son muy grandes, por lo que si bien es una excelente solución para ubicaciones sin conectividad celular, no es significativamente competitiva con las redes celulares terrestres existentes", explicó Elon Musk.

Los "satphones" evolucionan

Más allá de los esfuerzos de Starlink, existen usuarios en todo el mundo que requieren de comunicaciones móviles satelitales ya mismo y no pueden esperar hasta 2025 o 2026 para contar con el servicio de Elon Musk. Es por eso que surgen soluciones híbridas, que combinan la usabilidad de los smartphones convencionales de hoy con la "libertad" de la conexión vía satélite.

Tal es el caso del Skyphone, un equipo que la compañía de comunicaciones satelitales emiratí Thuraya mostró en el reciente Mobile World Congress 2024 de Barcelona.

Se espera que el dispositivo salga a la venta en el último trimestre de este año y promete la posibilidad de hacer llamadas y enviar mensajes mediante conexión satelital en más de 150 países. La empresa prometió diferenciarse de los servicios satelitales actuales al ofrecer un costo "accesible". En tanto, Huawei ya ofrece capacidades similares, aunque restringidas a equipos de alta gama en el territorio chino.

Un informe de Deloitte pronostica que se venderán este año 200 millones de smartphones con conexión satelital. Queda por verse si esta demanda es real y si las compañías de telecomunicaciones y fabricantes de smartphones pueden responder a esta tendencia.

Temas relacionados
Más noticias de Starlink

Compartí tus comentarios

¿Querés dejar tu opinión? Registrate para comentar este artículo.