Solución

Basta de problemas con el WiFi: los 3 lugares donde nunca hay que poner el router

La señal del router puede perjudicarse si el aparato se coloca en un sitio incorrecto del hogar. Qué hay que tener en cuenta para evitar problemas y tener el mejor WiFi.

En esta noticia

El router WiFi es, desde hace tiempo, parte fundamental de la vida cotidiana, dado que es el dispositivo que permite conectarnos a Internet. Sin embargo, los usuarios deben tener en cuenta que su ubicación es clave para evitar problemas con la señal.

Ocurre que si se lo esconde demasiado o se lo coloca en un lugar alejado, la calidad de conexión a celulares, tablets o notebooks del hogar puede ser muy deficiente.

Router WiFi: cuál es su ubicación ideal

El router debe estar ubicado en el centro de la casa, si es que esa locación es donde estarán conectados la mayor cantidad de dispositivos que necesitan Internet.

Debido a que los routers expanden su señal WiFi hacia abajo, debe estar colocado además en alguna posición alta. Las ventanas y paredes pueden complicar la llegada de la señal a los dispositivos, así que lo mejor es instalarlo lejos de esos elementos.

Otros objetos y materiales que empeoran la capacidad de señal WiFi son los ladrillos y piedras, espejos e incluso algunos electrodomésticos.

La ubicación del router, clave para disfrutar de una buena calidad de conexión de Internet.

WiFi: los lugares donde nunca hay que colocar el router

A continuación, los 3 sitios del hogar donde nunca hay que colocar un router WiFi:

1. Junto al TV, dispositivos y electrodomésticos

Colocar un router al lado de artefactos como el televisor o un teléfono inalámbrico puede generar interferencias en la señal. En general, los routers no deben estar rodeados de ningún otro aparato.

En este sentido, la cocina puede ser uno de los peores sitios de la casa donde poner el router. Podría convertir tu conexión a internet en inestable y lenta. Esto pasa porque allí se concentran varios electrodomésticos que pueden generar interferencias, especialmente el horno microondas, que emite señales en la misma banda de 2,4 GHz que usan muchos routers.

2. En el exterior o cerca de ventanas

A veces se quiere utilizar teléfonos celulares o computadoras en patios o terrazas, sobre todo si hay un clima soleado. Pero poner el enrutador WiFi en el exterior no es una buena idea. El agua, los árboles o el sol pueden interferir negativamente en la conexión. 

Por eso, si se desea tener buena conexión en un jardín o balcón, lo mejor es usar un repetidor.

3. Oculto en armarios o cajones

Los routers WiFi deben estar visibles y no dentro de armarios. No se recomienda esconder el router en un cajón porque la señal experimenta un deterioro importante. Los elementos metálicos y el cristal no son materiales amigos de una buena conexión, porque provocan que la señal rebote.

Temas relacionados
Más noticias de wifi

Compartí tus comentarios

¿Querés dejar tu opinión? Registrate para comentar este artículo.