Ejercicio físico

La particular actividad que te puede ayudar a bajar de peso más que una rutina de ejercicios después de los 50 años

La actividad puede ser adaptada a cualquier nivel de condición física y edad.

En esta noticia

Cuando hablamos de bajar de peso, la mayoría piensa inmediatamente en una rigurosa rutina de ejercicios acompañada de una dieta estricta

Sin embargo, no a todos les agrada la idea de someterse a una rutina de ejercicios convencional, especialmente después de alcanzar cierta edad. Aquí es donde entra en juego una actividad singular que, más allá de ser una alternativa divertida, es efectiva para perder peso.

Según una revisión de estudios publicada en PlosOne, esta actividad no solo mejora la composición corporal, reduciendo el Índice de Masa Corporal (IMC), la circunferencia de la cintura y el porcentaje de grasa, sino que también se destaca por su "alta eficiencia y mayor sensación de disfrute".

Un estudio científico descubrió que el aceite de oliva tiene otro beneficio para la salud hasta ahora desconocido

No son 10.000 pasos: una especialista en ejercicios reveló cuánto hay que caminar por día para mantenernos saludable

Salud: ¿cuál es la actividad que mejor ayuda a bajar de peso pasados los 50 años?

El baile se destaca como una actividad excepcionalmente beneficiosa para mujeres de 50 años, especialmente aquellas que atraviesan la menopausia.

El baile es una actividad física completa que mejora la salud cardiovascular. (Fuente: Unsplash)

La Sociedad Norteamericana de Menopausia subraya la eficacia del baile para contrarrestar los cambios físicos y emocionales característicos de esta etapa. El organismo recomienda tres sesiones semanales para observar mejoras significativas.

Los investigadores, citados en un artículo de Saber Vivir Tve, hablaron de sus mayores beneficios:

  • Mejora del índice de masa corporal: activa la quema de grasas, ayudando a revertir el aumento de peso asociado a la menopausia.

  • Optimización del perfil lipídico: reduce el colesterol "malo", favoreciendo la salud cardiovascular.

  • Fortalecimiento del equilibrio y la postura: previene caídas y mejora la marcha, aspectos cruciales para una vejez activa y segura.

  • Aumento de la fuerza muscular: contribuye a mantener la autonomía y prevenir el deterioro físico.

  • Mejora del rendimiento físico y reducción de la fatiga: combate uno de los síntomas más influyentes en la calidad de vida durante la menopausia.

  • Reducción de la irritabilidad y mejora del estado de ánimo: la liberación de endorfinas promueve una sensación de bienestar general.

El exquisito té que es ideal para los mayores de 50 años: relaja, te ayuda a dormir mejor y desinflama la panza

Descubrimiento genético: un estudio científico reveló que un ratón australiano representa a tres especies distintas en lugar de solo una

De manera adicional, el estudio resalta un aspecto fundamental del baile: su impacto positivo en la autoestima y la percepción de la imagen corporal.

En un momento de la vida donde los cambios físicos y emocionales pueden mellar la confianza en una misma, el baile promueve una imagen saludable y un fortalecimiento del amor propio.

Los diversos estilos de baile permiten trabajar diferentes grupos musculares. (Fuente: Unsplash)

El baile también tiene un valor social. Esta actividad, generalmente practicada en grupo, fomenta la interacción y la conexión con otros, proporcionando un soporte emocional invaluable y contribuyendo a una sensación general de bienestar. 

Bailar: una vida deportiva, de diversión, salud y bienestar

El baile se presenta no solo como una forma de entretenimiento, sino como una actividad física integral que combina diversión, accesibilidad y beneficios para la salud en una sola práctica.

Los bailes de salón rápidos pueden quemar más de 300 kcal por sesión. (Fuente: Unsplash)

La diversidad de estilos de baile disponibles permite que cada persona encuentre aquel que mejor se adapte a sus necesidades y preferencias, haciendo de esta actividad una opción personalizable y flexible.

Por ejemplo, la danza del vientre es particularmente beneficiosa para fortalecer la musculatura pélvica, lo que puede ser de gran ayuda en casos de incontinencia urinaria. Por otro lado, el zumba se destaca por su capacidad de reducir el estrés, ofreciendo una experiencia liberadora y energizante.

Para aquellos cuyo objetivo principal es bajar de peso, los bailes de salón de ritmo rápido son una opción ideal, ya que pueden llegar a quemar más de 300 kcal por sesión. Sin embargo, es clave recordar que la efectividad del baile en términos de consumo calórico dependerá en gran medida de la intensidad con la que se practique cada movimiento.

El elemento crucial para mantener una práctica regular de baile es el disfrute. La elección de un estilo de baile que sea del agrado personal garantiza una mayor constancia, lo cual es fundamental para lograr resultados a largo plazo.

Temas relacionados
Más noticias de Salud
Noticias de tu interés

Compartí tus comentarios

¿Querés dejar tu opinión? Registrate para comentar este artículo.