OportunidadesExclusivo Members

Resistieron el rally sin perder en el camino y ahora son la inversión que más promete

La demanda de estos instrumentos no soberanos se mantuvo a pesar de que los bonos incrementaron su protagonismo. Con la marea en pausa, los inversores pueden acudir a estos instrumentos como una buena opción para hacer trabajar los dólares.

En esta noticia

Los bonos corporativos mantienen su solidez y permanecen en máximos.

La demanda de estos instrumentos se sostuvo pese a que los bonos soberanos incrementaron su protagonismo y evidenciaron un fuerte rally.

Los inversores ven a estos bonos como una buena opción para hacer trabajar los dólares. Cuáles son los títulos que prefieren los analistas.

Colapsa el dólar, tiembla el carry trade y la divisa vuelve a tocar a la puertaCuáles son los Cedear que pagan dividendos en mayo para cobrar en dólares baratos

 Solidez en la deuda corporativa

Las obligaciones negociables (ONs) siguen operando en niveles de máximos.

Desde que asumió la presidencia Javier Milei, los títulos de deuda de las grandes compañías se han mantenido en niveles estables y no han evidenciado un rally, a pesar de que los bonos soberanos sí experimentaron fuertes avances.

Esto se debe a que los bonos de las grandes compañías argentinas ya habían evidenciado la recuperación antes de las elecciones.

Los bonos corporativos fueron un refugio en los últimos años de la gestión anterior ante la desconfianza que tenían los inversores sobre los riesgos crediticios de la deuda soberana.

Ante tal desconfianza, y con la necesidad de hacer trabajar los dólares, los inversores optaron por esta clase de activos, llevando a sus precios a zona de máximos.

El mercado entendió que el buen management de las grandes compañías permite reducir los riesgos crediticios y por lo tanto tuvieron un gran protagonismo en momentos de estrés de la economía argentina.

Según el índice de bonos corporativos elaborado por Research Mariva, 

Desde el peor momento de la crisis argentina, en julio de 2022 hasta la actualidad, la deuda corporativa sube 36%.

Los bonos de YPF son grandes protagonistas dentro de estas curvas. Estos títulos subieron cerca de 75% en el mismo periodo. 

 A su vez, si se excluye a las ON de YPF dentro del índice de deuda corporativa, los bonos de las grandes compañías argentinas avanzaron cerca del 13% durante el mismo periodo.

Pese a que los bonos soberanos se dispararon con fuerza en los últimos meses, la deuda corporativa se mantuvo en máximos, sin extender las subas que se vienen evidenciando en los últimos meses

Pese a operar en zona de máximos, los analistas siguen viendo potencial alcista en esta clase de activos.

María Moyano Hidalgo, Institucional Sales Trader de Adcap, remarca que pese a que estos activos se mantienen en niveles elevados, las obligaciones negociables siguen encontrando demanda por parte de los inversores locales.

"Los bonos corporativos desde que asumió Milei se están manteniendo en un nivel bastante estable. Son los activos más caros hoy en argentina pero el público que tienen son inversores bastantes conservadores que quiere dolarizarse y obtener un retorno de un 5% o 7% anual en dólares. Los importante a la hora de considerar es la capacidad de repago de la compañía", detalló María Moyano Hidalgo.

Además, agregó que "los bonos de Transportadora de Gas del Sur e YPF parecerían ser las grandes promesas a partir del segundo trimestre 2024", dijo María Moyano Hidalgo.

Oportunidades en ON

Dependiendo del riesgo crediticio detrás de estos títulos, los bonos corporativos argentinos operan con tasas de entre el 3% y hasta 13%.

El sector energético y de Oil & Gas es el gran protagonista en este segmento.

Los bonos de YPF operan con tasas de entre el 8% y 9,5%. Los bonos de Pampa operan con tasas promedio en torno al 7%, Edenor al 7,5% y Central Puerto 7% en promedio.

Por su parte, Telecom rinde cerca del 10%, AA200 rinde 8,4% e IRSA rinde opera con tasas promedio cercanas al 6% y Loma Negra 7%.

El sector energético también es observado por parte de los analistas de Cohen, quienes también ven oportunidades en esta clase de activos.

"Nos sentimos cómodos en riesgos de tramo corto-medio y, dentro de este segmento, existen alternativas con rendimientos de 2 dígitos de emisores con buen carácter de plazas no tan líquidas pero vale la pena tener en cuenta", afirmaron.

En ese sentido, destacaron la ON de Central Puerto, con vencimiento en marzo de 2026. Según explican desde Cohen, es una ON hard-dollar ley argentina que paga dólar cable y se encuentra operando en BYMA a TIR de 10,2%.

Además, ven valor en el título de deuda de YPF (ticket YCA6O), el cual es un bono bullet con vencimiento en julio de 2025, con un cupón 8,5% y opera a una TIR 10.2%.

En la misma línea, remarcaron que siguen viéndole valor a los riesgos como TGS a 2025 (ticker TSC2O), Pampa 2027 (ticker MGC1O) e YPF garantizado 2031 que presentan una TIR del 9%.

Fuera del sector, desde Cohen ven valor en Telecom, Mastellone y AA200.

"La ON de Telecom a 2025 (ticket TCL5O). Es un titulo hard-dollar ley extranjera muy corto y opera con una TIR del 12,8% en las últimas ruedas. Emisiones como Mastellone 2026 (ticker MTCGO) a de TIR 10% y Aeropuertos Argentina 2000-2027 con TIR 10% siguen siendo interesantes", comentaron.

Gastón Sempere, Analista de Deuda Corporativa de Mariva, señaló que recientemente modificaron su recomendación sobre Pampa (2027) desde una posición de Sobreponderar a Neutral ante los desafíos que enfrentan las empresas de generación eléctrica debido a los retrasos en los pagos de CAMMESA por al ajuste fiscal del Gobierno.

No obstante, pareciera que lo peor del clima de incertidumbre quedó atrás.

Por otro lado, Sempere ve valor en los bonos de Pan American Energy, que colocó Bonos Clase 31 por u$s 400 millones con una tasa de interés del 8,5%.

Según detalló, los bonos tienen un plazo de 8 años y se amortizan en tres cuotas anuales consecutivas a partir del sexto año.

"El bono comenzó a cotizar dentro del rango que inicialmente estimamos (8% a 8,5%), lo que hace que sea más probable que alcance nuestro mejor escenario (7,8%). El escenario actual, con la Fed alcanzando su techo de tasas de interés, junto con el impulso positivo de los bonos soberanos de Argentina, debido al ajuste fiscal del Gobierno, favorecería una rotación de PANAME27 (vencimiento 2027) a PANAME32 (vencimiento 2032) para aumentar el riesgo de duración", sostuvo.

Temas relacionados
Más noticias de Deuda

Las más leídas de Finanzas y Mercados

Destacadas de hoy

Cotizaciones

Noticias de tu interés

Compartí tus comentarios

¿Querés dejar tu opinión? Registrate para comentar este artículo.