Metal preciosoExclusivo Members

El rally del oro no se detiene: ¿hasta dónde puede llegar?

El oro extiende las ganancias y alcanza máximos históricos. Los analistas de Wall Street esperan que el avance continúe su marcha hacia niveles superiores, buscando cotizar en u$s 2500 y hasta u$s 3000 en los próximos meses.

El oro extiende las ganancias y alcanza máximos históricos. Los analistas de Wall Street esperan que el avance continúe su marcha hacia niveles superiores, buscando cotizar en u$s 2500 y hasta u$s 3000 en los próximos meses.

La postergación en la baja de tasa de la Fed junto con las mayores tensiones geopolíticas podría empujar al metal hacia niveles superiores, según los bancos de inversión.

La Fed define la suerte de los bonos argentinos: tasa de interés en dudaCedear: arranca la temporada de balances en Wall Street, ¿cómo ganar con volatilidad?

 El oro sigue subiendo

Los metales están transitando un momento muy bueno. Tanto el oro como la plata operan con fuertes ganancias, a la vez que las mineras se benefician de dicho avance.

El oro sube el viernes a máximos históricos, ganando 10% en el último mes y subiendo 16% en lo que va del año.

En ese sentido, las mineras han avanzado 16% en el último mes y registran ganancias de 13% en lo que va de 2024.

El rally del metal precioso estuvo llamando la atención de los inversores a medida que el mismo estuvo alcanzando máximos históricos, tocando los u$s 2400 la onza.

El fuere repunte récord del lingote de oro impulsó a otros bancos de inversión de Wall Street a elevar las previsiones de precios.

Los analistas de Bank of América (BofA) esperan que los precios del oro promedien u$s 2500 la onza para el cuarto trimestre de este año y superen los u$s 3000 en 2025.

En ese sentido, desde el Bofa entienden que la demanda de los bancos centrales y los compradores minoristas chinos ha sido firme, lo cual podría seguir impulsando al metal precioso.

"El oro sigue siendo uno de nuestros metales favoritos y esperamos que los precios alcancen potencialmente los u$s 3000 dólares por onza en 2025", dijo BofA Research en una nota el lunes.

El repunte de los precios se produce en momentos en que aumentan las expectativas de que el banco central de Estados Unidos aplique su primer recorte de tasas de interés en julio, a medida que las tasas más bajas aumentan el atractivo de mantener oro, que no genera intereses.

Por su parte, el banco suizo UBS dijo en una nota que espera que el oro alcance nuevos máximos en los próximos trimestres, tras una breve pausa en el corto plazo.

En ese sentido, los analistas del banco elevaron su precio objetivo de lingotes para fin de año 2024 a u$s 2400 la onza para el último trimestre de este año y a u$s 2500 para marzo del 2025.

Los analistas de UBS están considerando que los fondos de inversión proporcionen el próximo catalizador para el oro, diciendo que una vez que la Reserva Federal comience a recortar las tasas, esas tenencias al alza en el metal deberían aumentar.

El repunte hasta ahora ha sido impulsado por compradores que "tradicionalmente no han realizado compras materiales, mientras que los compradores habituales de ETF han sido vendedores netos", dijo el UBS.

A causa de los últimos datos macroeconómicos, la probabilidad de que la Fed baje la tasa por primera vez se postergó ahora a septiembre, con un 45% de chances para la reunión de ese mes.

A comienzo de año se esperaba que la Fed baje la tasa en hasta 6 veces, sin embargo ahora se espera que lo haga en 2 o hasta 3 veces y que en vez de iniciar la baja en marzo (como se esperaba en enero), sea en septiembre.

El Citi también elevó sus objetivos de precios del metal.

En una nota, los analistas de Citi se describieron a sí mismos como "alcistas del lingote a mediano plazo", estimando una probabilidad del 25% de que el oro promedie un récord de 2500 dólares por onza en el segundo semestre.

Citi describe el oro como una "cobertura contra la recesión" de los mercados desarrollados y ve cada vez más vientos a favor de la incertidumbre en torno a las elecciones estadounidenses de noviembre.

Finalmente, los analistas del banco inglés, HSBC también son alcistas con el metal y explicaron que el repunte del oro fue impulsado por las compras de fondos de cobertura y de refugio seguro, provocado por el hecho de que las acciones se ubican en niveles récord y una inflación rígida.

A su vez, desde HSBC agregaron el oro mantuvo la tendencia al alza pese a que el mercado comenzó a ponderar con mayor probabilidad las chances de ver menos bajas de tasas de la Fed este año.

Después de este fuerte rally, desde HSBC creen que las subas podrían continuar aunque de manera más limitada a mediano plazo.

"El sentimiento del mercado es claramente alcista y, si bien la trayectoria ascendente a corto plazo no muestra signos de debilitamiento, creemos que los precios están progresivamente sobreexigidos", advirtieron.

En ese sentido, elevaron sus previsiones de precios promedio pero anticipan precios más bajos más adelante en 2024 y 2025.

"Esperamos un amplio rango de negociación para 2024 de u$s 1.975 a u$s 2.500. Vemos que la demanda de los bancos centrales sigue siendo históricamente fuerte, impulsada por los riesgos geopolíticos y las necesidades de cartera, pero puede que no se sostenga plenamente a niveles de precios superiores a u$s 2200 dólares por onza", detallaron.

Finalmente, desde HSBC afirmaron que los riesgos geopolíticos adquiere una importancia elevada sobre el futuro del oro.

"La incertidumbre global es alta dados los conflictos geopolíticos que se están produciendo en este importante año electoral. En un mundo político incierto, el oro puede resultar muy atractivo. El oro es sensible a los riesgos geopolíticos, especialmente en casos de conflicto militar abierto. La asociación positiva del oro con el riesgo geopolítico está respaldada por una serie de estudios empíricos y académicos"

Temas relacionados
Más noticias de Oro
Noticias de tu interés

Compartí tus comentarios

¿Querés dejar tu opinión? Registrate para comentar este artículo.
FA

FERNANDO AURTO