Obligaciones NegociablesExclusivo Members

Cuáles son los bonos corporativos que recomiendan para ganar 10% en dólares

La renta fija de las grandes compañías mantuvo su tendencia al alza, acompañando el buen momento de la renta fija soberana nacional. Siguen viendo a estos bonos como una oportunidad si se normaliza la macro.

En esta noticia

El interés por las Obligaciones Negociables (ON) no mermó pese a la fuerte suba de los bonos soberanos.

De hecho, la renta fija de las grandes compañías mantuvo su tendencia al alza, acompañando el buen momento de los títulos soberanos.

Los analistas ven potencial en estos títulos. Siguen viendo a estos bonos como una oportunidad para especular con la normalización de las variables macro locales. Recomiendan selectividad acorde al riesgo de cada inversor.

Los bonos siguen subiendo y se acercan a máximos históricosPor qué la decisión de la Fed amenaza el rally de los bonos argentinos 

Interés por ONs intacto

En un contexto de fuerte suba en la deuda soberana, los bonos corporativos siguen con su tendencia alcista y se mantienen operando en zona de máximos.

Desde el inicio del proceso electoral, el índice de bonos corporativos elaborado por Research Mariva, muestra un avance del 9%.

Por su parte, si solo se toman los bonos de YPF, estos marcan una ganancia aun mayor, cercana al 18%.

A su vez, si al índice de bonos corporativos se excluyen los bonos de YPF, la ganancia en estos bonos es más moderada, del 6% aproximadamente desde las elecciones.

Los bonos corporativos tomaron cada vez más protagonismo en los últimos años, en un contexto en el que los inversores preferían evitar el riesgo soberano.

Esa estrategia se explicaba por la inseguridad que les generaba los bonos del Tesoro argentino debido a la pérdida de reservas y al deterioro macroeconómico.

Por lo tanto, los corporativos encontraron un elevado interés por los inversores que vino a reemplazar parcialmente la demanda por la deuda soberana.

Gastón Sempere, analista de Deuda Corporativa de Research Mariva, remarcó que los bonos corporativos locales continúan con una alta demanda de inversores locales, en un clima de mejora de expectativas económicas y mejor clima de negocios por las reformas que está proponiendo el nuevo Gobierno.

Al mismo tiempo, agregó que también serían favorecidos este año por el viento a favor que tendrían todos los activos de países emergentes ante la esperada baja de tasas de interés de la Fed y del BCE.

"Aunque el interés de los inversores extranjeros hoy está más sesgado a los bonos soberanos, debido a sus bajas paridades y mayor potencial de alza en comparación a los bonos corporativos, es probable que también haya un efecto derrame, en particular sobre YPF y los bonos de mayores rendimientos. Estos son los que tendrían mayor espacio para contraer diferenciales de rendimiento respecto a sus comparables , al tiempo que baja el riesgo país", dijo Sempere.

Juan Pedro Mazza, estratega de Cohen, entiende que la perspectiva de una economía más ordenada, con baja inflación y sin controles de cambio, podría abrir nuevas oportunidades para el sector corporativo.

"El año 2024 representa un período crucial para la corrección de los profundos desequilibrios macroeconómicos en los frentes fiscales y comerciales. Aunque reconocemos que este proceso de ajuste no estará exento de desafíos, especialmente en términos de impacto en los márgenes corporativos y la actividad económica, también vemos un horizonte prometedor", señaló Mazza.

Las oportunidades

Los bonos corporativos de ley internacional del sector bancario corresponden a títulos de Grupo Financiero Galicia, Banco Macro y Banco Hipotacario.

Estos operan con tasas de entre 9,3% y 10,95%, pagando cupones de entre 6,65% y 9,75%

Dentro del segmento de consumo masivo, Arcor y Mastellone tienen ONs de ley internacional que operan con tasas de 8,1% y 10% respectivamente.

El segmento de Oil & Gas es el más profundo en el mercado de deuda corporativa argentina de ley internacional.

Los mayores participantes son títulos de Pan American Energy, TGS e YPF. Estos bonos operan con tasas que van del 7,7% hasta el 11%.

En el caso de Real Estate, IRSA y Raghsa tienen bonos de ley internacional con rendimientos de entre 8,7% y 9,4%.

Telecom rinde 9,45% a 2025 y 9,9% a 2026.

Finalmente, en el sector de servicios se encuentran papeles de Capex, Genneia, Pampa, Generación Mediterránea, Edenor y AES, con bonos que rinden entre 6% y 16,8%

Adrián Yarde Buller, estratega jefe de Facimex Valores, puntualizó que entre los corporativos, prioriza los títulos de Telecom e YPF Luz, también hay cierto atractivo en TGS.

"Nuestros créditos preferidos son YPF Luz 2026 (YFC2O) y Telecom 2025 (TLC5O), con buenos rendimientos de empresas con apalanca-miento neto en torno a 2 veces EBITDA y muy elevados niveles de cobertura. También seguimos viendo atractivo en TGS 2025 (TSC2O)", comentó Yarde Buller.

En cuanto a los papales a seleccionar, desde Research Mariva sobre ponderan los bonos de YPF con vencimiento en 2026 y 2031.

"Son bonos garantizados por exportaciones de la compañía. Luego de la oferta de canje del bono de YPF 2024 y la emisión del nuevo bono 2031, la parte corta de la curva de YPF redujo sus rendimientos, mientras que los bonos de la parte media fueron afectados por una rotación hacia el bono 2031, dejando al bono 2026 con un mejor punto de entrada", dijo Sempere.

Por su parte, Agustín Helou, trader de Portfolio Investments, remarcó que los bonos soberanos dependen más de variables locales, mientras que los corporativos se ven más influenciados por variables globales.

"El movimiento de los bonos soberanos pareciera depender mucho más de lo que vaya pasando puertas adentro. En cambio, los corporativos sí se contagian un poco más de lo que pasa puertas hacia afuera. Estos capturan parte de la compresión y interés que surja sobre la Argentina, pero con mucha menos volatilidad y una beta mucho más baja", dijo Helou.

En cuanto a las inversiones, Helou entiende que para el inversor local conservador que no puede acceder a instrumentos de afuera, los corporativos siempre son una de las principales alternativas.

Helou remarca que para un perfil conservador, las opciones a analizar son la deuda de compañías del sector Oil & Gas, entre las que destaca a PAE.

Otros papeles que destaca Helou son Pampa y Central Puerto, mientras que para más agresivos se encuentran los bonos de Edenor.

Finalmente, los analistas de Cohen adoptaron un enfoque muy selectivo hacia la deuda corporativa, especialmente en bonos corporativos regidos por ley de Nueva York.

"Nuestra recomendación actual se inclina hacia emisiones de alta calidad crediticia, como son los bonos de TGS con vencimiento en 2025, Pampa a 2027, y YPF garantizado al 2026 y 2031, con tasas internas de retorno (TIR) que consideramos atractivas dadas las circunstancias: 10% para TGS y Pampa, y 9% para YPF", dijo Mazza.

Con respecto a los créditos ley Argentina, los analistas de Cohen muestran una postura es de mayor cautela, prefiriendo evitarlos en su totalidad por el momento.

"Estos instrumentos podrían enfrentar mayores dificultades en comparación con sus contrapartes regidas por la ley de Nueva York, especialmente en el escenario de una eliminación del cepo cambiario. Este enfoque cauteloso nos permite proteger a nuestros inversores de los riesgos inminentes, al tiempo que buscamos aprovechar las oportunidades que surjan en un entorno post-ajuste", explicó.

Temas relacionados
Más noticias de bonos

Las más leídas de Finanzas y Mercados

Destacadas de hoy

Cotizaciones

Noticias de tu interés

Comentarios

¿Querés dejar tu opinión? Registrate para comentar este artículo.
  • FL

    Fernando Loisso

    24/03/24

    La mayoría de las ONs citadas, no tienen volumen, otros están próximos a vencer. Ponedle pila Julián.

    Responder