Financial TimesExclusivo Members

Europa condena la reelección de Putin por violar los "derechos civiles y políticos"

El Reino Unido y la Unión Europea denunciaron la elección presidencial de este fin de semana en Rusia, mientras el bloque prepara sanciones por la muerte de Alexei Navalny.

Los países occidentales han condenado las elecciones presidenciales rusas por violar "los derechos civiles y políticos", al tiempo que la Unión Europea (UE) se movilizaba para imponer nuevas sanciones a Moscú en respuesta a la muerte del líder opositor Alexei Navalny.

La votación de este fin de semana, en la que Vladimir Putin ganó un nuevo mandato de seis años en el Kremlin, "tuvo lugar en un entorno altamente restringido", dijo la UE en un comunicado este lunes.

"Las autoridades rusas han seguido incrementando la represión interna sistemática... lo que ha dado lugar a un alarmante aumento de las violaciones de los derechos civiles y políticos", añadió.

Putin advierte que Rusia está "preparada" para una guerra nuclear

El lunes, la vocera de Olaf Scholz, Christiane Hoffmann, dijo: "Rusia es una dictadura y está gobernada de forma autoritaria por Vladimir Putin".

Rusia proscribió los partidos de la oposición y prohibió cualquier crítica a Putin o a su guerra en Ucrania. Según los resultados de la comisión electoral del país, Putin obtuvo la cifra récord del 87% de los votos, con una participación récord del 74%.

El resultado amplía su mandato de casi un cuarto de siglo hasta 2030.

"Una vez más, no se han cumplido las condiciones para unas elecciones libres, pluralistas y democráticas", declaró la cancillería francesa, que condenó la decisión de Moscú de celebrar los comicios en cinco territorios de Ucrania ocupados por Rusia.

El ministro de Asuntos Exteriores británico, David Cameron, declaró: "Putin elimina a sus oponentes políticos, controla los medios de comunicación y luego se corona vencedor. Esto no es democracia".

Por su parte, el presidente de China, Xi Jinping, afirmó que la reelección de Putin significaba que "Rusia podrá sin duda alcanzar mayores logros", mientras que el primer ministro de la India, Narendra Modi, dijo que esperaba "trabajar juntos para fortalecer aún más" los lazos con Moscú. El líder norcoreano Kim Jong Un también envió sus felicitaciones.

Los ministros de Asuntos Exteriores de la UE, reunidos en Bruselas este lunes, acordarán sanciones contra los implicados en la muerte de Navalny, que, según el bloque, es "una muestra más de la represión acelerada y sistemática" en el país. Las medidas reflejarán las ya impuestas por Estados Unidos y Reino Unido.

Putin afirmó a última hora del domingo que había aceptado una "idea" para liberar a Navalny en un intercambio de prisioneros poco antes de la muerte del activista. "Sucede. ¿Qué se puede hacer? Así es la vida", dijo.

"No han sido unas elecciones libres y justas", declaró a la prensa Josep Borrell, jefe de la diplomacia de la UE, antes de la reunión. "En un entorno muy restrictivo... estas elecciones se han basado en la represión y la intimidación".

Yulia Navalnaya, la viuda del activista anticorrupción, dijo a los periodistas que había escrito el nombre de su marido en la boleta tras votar el domingo en Berlín, y culpó a Putin por su muerte. También le pidió a los gobiernos occidentales que no reconozcan los resultados de las elecciones rusas.

"No puede ser que un mes antes de las elecciones, en plena campaña presidencial, el principal opositor de Putin, que ya estaba en la cárcel, haya sido asesinado", dijo.

Dmitry Peskov, vocero de Putin, desestimó la sugerencia de Navalnaya.

"Si estamos hablando de que las elecciones en nuestro país son ilegítimas, entonces probablemente tengamos que decir que los votos del 87% de la población de nuestro país que se hicieron por el presidente Putin son ilegítimos. Eso es absurdo", dijo Peskov.

Putin amenazó con una guerra mundial y advirtió sobre un conflicto nuclear

Añadió que Navalnaya era "una de esas personas que están perdiendo sus raíces, sus lazos con su patria, su sentimiento por su país y su control del pulso".

Putin afirmó a última hora del domingo que había aceptado una "idea" para liberar a Navalny en un intercambio de prisioneros poco antes de la muerte del activista. "Sucede. ¿Qué se puede hacer? Así es la vida", dijo.

El líder ruso rechazó las críticas occidentales a las elecciones y dijo que la alta participación mostraba un abrumador apoyo público a su invasión de Ucrania.

"La reacción de algunos países extranjeros era de esperar", dijo Putin. "¿Qué querían? ¿Que se levantaran y aplaudieran? Están en un conflicto armado con nosotros (...) su objetivo es frenar nuestro desarrollo. Por supuesto, les van a decir cualquier cosa".

Putin también afirmó que las elecciones rusas son más democráticas que en EE.UU., criticó los numerosos procesos penales contra el expresidente Donald Trump y aseguró que el sistema online del Kremlin es más transparente que el voto por correo en EE UU.

Xi Jinping advirtió a Putin contra un ataque nuclear en Ucrania

"Esto se ha convertido simplemente en una broma y una vergüenza ante el mundo entero para EE.UU. y su supuesto sistema democrático", dijo Putin. "No se ve democracia, al menos en los procesos electorales, en ciertos países occidentales, incluido EE.UU".

Los ministros de Asuntos Exteriores bálticos también condenaron a Putin por organizar su reelección.

"Putin sólo organizó las elecciones para asegurarse estar en el poder otros seis años más. No cambiará de rumbo. Rusia no se detendrá, hay que detenerla", declaró Krišjnis Kariš, ministro letón de Asuntos Exteriores, a su llegada a Bruselas.

El secretario de Estado estadounidense, Antony Blinken, y el ministro de Asuntos Exteriores ucraniano, Dmytro Kuleba, tenían prevista una videoconferencia este lunes con los ministros de Asuntos Exteriores de la UE.

Temas relacionados
Más noticias de Vladimir Putin

Las más leídas de Financial Times

Destacadas de hoy

Noticias de tu interés

Comentarios

¿Querés dejar tu opinión? Registrate para comentar este artículo.
  • EH

    Enrique Haller

    19/03/24

    Europa es una vergüenza. Putin se les ríe en la cara y estos se mueren de miedo. Tienen que llamar -otra vez- a EEUU a que les saque las castañas del fuego. Ya lo hizo en WW1 y en WW2 y en Yugoeslavia. Ahora también lo tendrá que hacer en Ucrania.

    Responder