Comercio exterior Exclusivo Members

Se achicó el superávit con Brasil: las señales que encienden alertas

Si bien Argentina registró su tercer mes de superávit consecutivo en el intercambio comercial con Brasil, este se recortó significativamente en comparación con los registros anteriores. Los sectores más afectados y el impacto de las inundaciones.

En esta noticia

Argentina registró en mayo el tercer mes consecutivo de superávit comercial con Brasil, aunque tuvo una caída significativa en comparación con los meses anteriores. El resultado, de U$S 23 millones, respondió a una caída del 42,7% de las importaciones (que totalizaron los U$S 1.095 millones), contra las exportaciones, que cayeron 3,9% interanual, pero alcanzaron los U$S 1.119 millones.

Baja de las importaciones: el efecto de las inundaciones

La caída de las importaciones argentinas se explicó por las menores compras de soja, partes y accesorios de vehículos, vehículos de pasajeros y fuel oil de petróleo (excepto petróleo crudo). Las compras al país vecino acumulan su décimo mes consecutivo a la baja y es el peor registro desde mayo de 2020, cuando habían caído un 55% interanual, según informó Abeceb. En lo que va del año, las compras a Brasil acumulan una caída del 33,1% en comparación con el mismo período del año pasado

La caída de mayo de las compras a Brasil (-42,7%) casi duplicó la baja registrada en abril (-22,7%).

Las importaciones del sector automotriz mostraron caídas profundas en los rubros de partes y accesorios (-32,1%) y en vehículos de pasajeros (-18,7% anual). En la metalmecánica, hubo un desempeño mixto, según la consultora fundada por el exministro de Producción y Trabajo, Dante Sica: mineral de hierro y sus derivados cayeron un 30% interanual, mientras que las compras de productos semiterminados, lingotes y otras formas sin procesar de hierro y acero se derrumbaron en un 94%. En el sentido contrario, los productos laminados de hierro o acero sin aleación crecieron un 197% (aunque totalizaron los U$S 67 millones), mientras que los productos laminados planos de acero aleado subieron un 257,7% interanual y alcanzaron los U$S 42 millones). La mayor suba la reportaron los productos laminados de hierro o acero sin aleación, que subieron un 610% (aunque totalizaron los U$S 31 millones).

Las compras de aceites combustibles de petróleo o minerales bituminosos cayeron un 70,8% y las de soja tuvieron una caída del 97,2% anual.

Tanto la soja como los autos en Brasil cuentan con un polo en Río Grande do Sul, estado que fue muy afectado por las inundaciones del último mes. La agencia de cultivos Emater informó esta semana que por las lluvias se perdieron 2,71 millones de toneladas de soja.

Por parte del sector automotriz, el efecto se vio en que las inundaciones afectaron ya sean plantas propias o de proveedores de insumos a plantas locales que vieron alterada su producción. 

En particular, en Córdoba se frenó la fabricación del Fiat Cronos a raíz de que las inundaciones afectaron a los fabricantes de componentes de este modelo. La Asociación de Fabricantes de Automotores (Adefa) aseguró que vieron paradas de plantas por falta de suministros a raíz de las inundaciones.

En abril, las importaciones de vehículos de pasajeros habían registrado un aumento del 7,1% y su dinámica respondió a la normalización de los flujos de comercio exterior.

Caen las exportaciones, pero mantienen el saldo

La caída de las exportaciones fue llamativa en contraste con la suba del 36,7% de abril

, aunque se registraron fuertes

subas del sector agroalimentario

. Según la Cámara Argentina de Comercio y Servicios (CAC),

la baja de las exportaciones respondió a las menores ventas de vehículos

automotores de pasajeros, motores de pistón y sus partes,

productos residuales de petróleo

y materiales relacionados, polímeros de etileno y

leche, crema de leche y lácteos.

Abeceb detalló que el desempeño del sector automotriz fue dispar: mientras que los vehículos para transporte de pasajeros se derrumbaron un 30,2%, los de mercancías subieron un 17% y compensaron, medido en dólares, la caída del otro.

El balance del año

En lo que va del año, Argentina acumula un saldo positivo de U$S 58 millones, contra el déficit registrado en el mismo período del año anterior por U$S 2.482 millones. Si bien se mantiene en terreno positivo, el saldo de mayo (23 millones), está muy abajo del de abril (U$S 116 millones) y marzo (U$S 111 millones).

Así, según la CAC, Argentina se ubicó como el cuarto proveedor de Brasil, detrás de China, Estados Unidos y Alemania y como el cuarto comprador, detrás de China, Estados Unidos y España.

Las exportaciones de Brasil al mundo cayeron un 7,1% en mayo mientras que las importaciones subieron un 0,5%. Sin embargo, Brasil acumula 28 meses seguidos de superávit comercial.

Temas relacionados
Más noticias de exportaciones
Noticias de tu interés

Compartí tus comentarios

¿Querés dejar tu opinión? Registrate para comentar este artículo.