Exportaciones

Los dólares del campo: por qué un sector del agro dice que están en juego u$s 3000 millones

Enfrenta la particularidad de que crece el volumen de ventas pero los precios internacionales no ayudan. Las expectativas para lo que resta del año.

Hay un sector del campo que está en alerta y apunta que están en juego más de u$s 3000 millones en ingresos de divisas a la Argentina. El sector de la carne atraviesa un muy buen momento en cuanto a la producción, pero al mismo tiempo la baja constante de los precios internacionales genera un desequilibrio que abre algunos interrogantes respecto de las reservas que se podrán sumar.

El propio Consorcio ABC -que agrupa a los frigoríficos exportadores- marca esta situación. De acuerdo con su último informe, en febrero pasado las exportaciones alcanzaron un volumen cercano a las 67.100 toneladas -entre carne bovina refrigerada y congelada-, lo que sumó u$s 248,7 millones.

Con respecto a enero los volúmenes muestran una suba moderada, del 8,6%, contra una mejora en dólares de solo 4,4%. Ese incremento tampoco muestra un alza tan marcada si se mide el movimiento anualizado: los volúmenes exportados avanzaron 28,5%, aunque la cantidad de dólares que ingresaron fue apenas 16,1% más.

Y si se toma en cuenta el acumulado de los primeros dos meses de este año, las ventas al exterior de carne bovina refrigerada y congelada sumaron 129.000 toneladas, por u$s 486,7 millones de dólares.

Con relación a los primeros dos meses de 2023, los volúmenes exportados avanzaron 24,5%, pero el ingreso de dólares solo 14,7%.

Este desbalanceo se viene dando en los últimos meses y tiene que ver con el aletargamiento de los valores internacionales, justamente una situación que preocupa a los productores y frigoríficos exportadores en particular, y que sin dudas podría tener efecto sobre el ingreso de reservas.

De hecho, en febrero pasado los números mostraron una baja: se pagaron u$s 3703 por tonelada, un 3,8% menos que en enero pasado, y un 9,6% inferior al de febrero de 2023.

Estos movimientos van a tono con lo que ocurre en los últimos años, con una persistente tendencia a la baja de los precios en los principales destinos desde mayo de 2022 en adelante.

Esto determina que hoy esos u$s 3703 por tonelada que se pagaron en febrero estén nada menos que u$s 2600 por debajo de los valores que regían en abril de 2022.

Ni buen pasado ni buen futuro

Los analistas del sector explican que esta situación no es nueva, pero que tampoco ven que se pueda revertir este año. "Con la baja de precios que se observa desde hace meses, a lo que podemos aspirar es, al menos, a mantener el ingreso de dólares del año pasado, aunque el contexto internacional no ayuda", dijo a El Cronista el titular del Consorcio ABC, Mario Ravetino.

Además, y ante este escenario, el ejecutivo apunta que "hoy es absolutamente imposible establecer de cuánto dinero podremos hablar".

Para muestra de esta situación el caso de China es claro. Es el mercado estrella para la Argentina y de hecho llega hacia allí casi el 80% del volumen de carne que se exporta, con 11.900 toneladas en enero pasado.

El problema aquí volvió a ser la baja en el ingreso de dólares. El precio medio de las ventas de carne sin hueso se ubicó en alrededor de los u$s 3.380 por tonelada, significativamente por debajo del máximo de u$s 5.900 obtenido en mayo de 2022.

Todo esto se da, incluso, en un escenario en el que los productores lograron que el nuevo Gobierno eliminara la prohibición para exportar los llamados "7 cortes populares", y que aportarán un volumen de 80.000 toneladas extras a las ventas al exterior.

Temas relacionados
Más noticias de campo

Las más leídas de Economía y Política

Destacadas de hoy

Noticias de tu interés

Compartí tus comentarios

¿Querés dejar tu opinión? Registrate para comentar este artículo.