Fuerzas Armadas

Escala la tensión diplomática con Chile por una base militar de la Argentina

El presidente Boric exigió a la Argentina que retiren los artefactos que se instalaron en territorio chileno. El ministro de Defensa, Luis Petri, respondió y atribuyó el error al gobierno previo

En un nuevo foco de conflicto entre los presidentes Javier Milei y Gabriel Boric, el mandatario de Chile, el gobierno trasandino exigió hoy el retiro "a la brevedad" de unos paneles solares de una base militar argentina que fueron instalados por la Armada argentina en el "Puesto de Vigilancia y Control de Tránsito Marítimo Hito 1.

Si bien la Cancillería argentina respondió a Chile que "no es una obra impactante", el presidente Boric remarcó: "Acá lo que hay que hacer es respetar las fronteras. Eso es lo que estamos exigiendo respecto a nuestro territorio, como he dicho, o lo sacan ellos o lo sacamos nosotros a la brevedad".

Ante esta actitud del presidente Chile, el ministro de Defensa, Luis Petri, expresó hoy a El Cronista que "la instalación de los paneles solares de la base de la Armada si hicieron por un error de cálculo en el gobierno anterior (de Alberto Fernández) pero vamos a dar la orden para retirarlos".

Petri dijo que ya dio la orden para remover los paneles y que en los próximos días se van a retirar dependiendo de las condiciones climáticas. También remarcó que las relaciones con Chile son "óptimas" por lo que resto relevancia al conflicto.

Más allá de presionar en público para remover los paneles, Boric aclaró: "No pretendo que escalemos una tensión entre las relaciones a propósito de esto, en la medida en que se solucione a la brevedad".

Origen del conflicto

El 29 de abril pasado, la Armada argentina inauguró el "Puesto de Vigilancia y Control de Tránsito Marítimo Hito 1, en Tierra del Fuego en la frontera que divide al país con Chile en plena Patagonia. Sin embargo, unos paneles solares utilizados para proveer de electricidad se pasaron tres metros a territorio chileno, causando malestar en el gobierno chileno que reclamó formalmente a la Cancillería argentina.

No es la primera vez que hay diferencias entre Chile y la Argentina desde la llegada de Milei al poder. Ambos presidentes tienen diferencias ideológicas notables y ya se han expresado duramente en cruces verbales por diferentes temas que van desde el conflicto en Medio Oriente hasta la mirada del kirchnerismo.

Además, el ministro de Relaciones Exteriores de Chile, Alberto van Klaveren, señaló que "el presidente no se refirió a las intenciones que habría podido tener Argentina o la empresa que instaló los paneles que están efectivamente en territorio chileno. Lo que importa es básicamente que hay una instalación que está en territorio chileno y el presidente fue muy claro en el sentido de pedir su remoción inmediata ya sea por parte de Argentina o en caso de que ello no sea posible por parte nuestra, y al mismo tiempo recordó la importancia que tienen las relaciones entre ambos países", según publicó el diario chileno La Tercera.

La Cancillería dio una respuesta a Chile que no logró satisfacer al gobierno de Boric. El embajador argentino Jorge Faurie reconoció el error y trató de bajar el tono a la disputa al sostener que "no es una obra tan impactante, son unos paneles solares colocados pero que no consultaron bien cuáles eran las coordenadas que marcaban el límite". 

Además, allegados a la canciller Diana Mondino dijeron a El Cronista que "la embajada en Chile mandó una nota reconociendo el error y diciendo que se iba a proceder a levantar los paneles de manera inmediata cuando las condiciones meteorológicas lo permitan".

Faurie también evaluó que se está "barajando y hablando con las autoridades chilenas: que esos paneles que son proveedores de electricidad también pudieran abastecer al lado chileno, que le sería útil para la guarnición que tienen allí". Pero eso no es posible para Chile que exige el retiro inmediato de los paneles argentinos en su territorio.

El senador Pedro Araya (PPD), presidente de la Comisión de Defensa de la Cámara Alta, fue que alertó primero sobre el tema. "Creemos que la Cancillería actúa correctamente al momento de exigir las explicaciones del caso y sin duda, lo que procede es la demolición de esta infraestructura, dado que está emplazada en territorio chileno", destacó.

Por su parte, el diputado Francisco Undurraga (Evópoli ), presidente de la Comisión de Defensa de la Cámara Baja, también se mostró "muy preocupado".

Temas relacionados
Más noticias de Argentina

Las más leídas de Economía y Política

Destacadas de hoy

Noticias de tu interés

Comentarios

¿Querés dejar tu opinión? Registrate para comentar este artículo.
  • CA

    Cristian Alonso

    Hace 29 días

    Lo que no dicen es que los chilenos no siguen el limite natural en linea recta que está marcado con el alambrado sino que como a 30-40m del mar el limite, por un capricho ridiculo dobla hacia el SO. El alambrado que debe estar hace unos 200años no lo sigue... es muy dudoso lo que plantean los chilenos...

    Responder