Marcha atrás

El Gobierno suspende la convocatoria a los gobernadores para acelerar la Ley Bases: el trasfondo por Ganancias

La Casa Rosada había coordinado una cita con un puñado de mandatarios provinciales para conversar sobre los próximos pasos del megaproyecto de ley que será presentado en abril. La cuestión por la reversión de Ganancias y quienes no fueron invitados.

En esta noticia

El Gobierno de Javier Milei tenía pautada una segunda reunión con un grupo chico de gobernadores para seguir avanzando en las negociaciones de los principales puntos de la Ley Bases, pero a último momento del domingo decidió dar marcha atrás. Así lo confirmaron fuentes oficiales a El Cronista, quienes señalaron que esta nueva convocatoria no tiene aún fecha tras la cancelación de la agenda para mañana a la tarde en Casa Rosada.

La reunión iba a ser liderada nuevamente por el jefe de Gabinete, Nicolás Posse, y el ministro del Interior, Guillermo Francos; en el primer encuentro hecho a comienzos de mes, ambos anfitriones fueron acompañados por sus colaboradores más cercanos, el vicejefe de Gabinete, José Rolandi, y el secretario de Interior, Lisandro Catalán, respectivamente. La presencia del asesor presidencial Santiago Caputo no estaba confirmada, dado que generalmente se presenta en esos encuentros sin previo aviso. 

No obstante, la cita se canceló finalmente. Fuentes del Gobierno lo atribuyeron a problemas de agenda. Y aunque no se fijó aún de manera oficial fecha y lugar, se baraja postergarla hasta después del fin de semana largo, para la primera semana de abril.

Los invitados de la nueva reunión con gobernadores

Hasta la cancelación de la cita, no había un listado oficial con los mandatarios provinciales confirmados, pero según pudo sondear este medio, ya habían confirmado su asistencia los pertenecientes al PRO (Jorge Macri, CABA; Rogelio Frigerio, Entre Ríos; Ignacio Torres, Chubut; Marcelo Orrego, San Juan; y Claudio Poggi, San Luis).

En tanto, los mandatarios de la UCR y del peronismo que respondieron a la consulta de El Cronista dijeron que no habían sido convocados. Desde estos grupos comenzaron a imaginar con que se trata de reuniones segmentadas por agrupación política y que podrían ser llamados a posteriori. Aun así, son solo especulaciones.

La postal de la primera reunión del Gobierno con gobernadores. Posse y Francos a la cabeza.

Se trata de una convocatoria diferente al respecto de la primera reunión que las provincias tuvieron con el Ejecutivo en Casa Rosada semanas atrás, en la cual hubo asistencia perfecta con 20 gobernadores y 4 vicegobernadores; entre los que asistieron figuras eminentemente opositoras como Axel Kicillof (Buenos Aires) y representantes de mandatarios como Ricardo Quintela (La Rioja), Gildo Insfrán (Formosa), entre otros.

Por otro lado, desde el riñón del tucumano Osvaldo Jaldo también dijeron que viajaba a la Casa Rosada para mantener un encuentro. El gobernador y el oficialismo nacional mantienen una relación estratégica desde hace meses.

En enero, sus diputados Gladys Medina, Elia Fernández y Agustín Fernández dejaron el bloque de Unión por la Patria para formar un bloque propio, el bloque "Independencia". Este último legislador había votado en favor del dictamen de la Ley Bases, lo que dio lugar a las especulaciones del comienzo de una afinidad entre ambos grupos políticos.

La negociación por Ganancias y la Ley Bases de Milei

Tal y cómo lo había hecho en otras ocasiones, el encargado de emitir las invitaciones fue el ministro Francos. El encuentro se mantuvo en reserva por estos días, pero los gobernadores lo comunicaron por vías informales durante este fin de semana. Algunos de estos viajarán miles de kilómetros para asistir a la Casa Rosada, aunque otros dijeron que lo harán "por Zoom".

Según se desprende, la principal motivación del encuentro será el diálogo vinculado a los apoyos para conseguir la aprobación de la Ley Bases en el Congreso. El texto aún no tiene una formulación definida y lo que circula hasta el día de hoy son borradores. El Gobierno busca llevar el texto final con la tranquilidad de saber que los tratamientos en comisiones y en el recinto de ambas cámaras tengan una alta probabilidad de ser movilizados.

Javier Milei considera la propuesta de reversión del impuesto a las Ganancias como una "concesión".

En el encuentro de mañana había demandas particulares de cada distrito, pero el tema nodal de conversación iba a ser la reversión del impuesto a las Ganancias. Esta no cuenta con la completa adhesión de los mandatarios, dado que el impacto per cápita en cada uno de los distritos no es igual: en las provincias de la Patagonia tiende a suceder que hay una mayor probabilidad de que un habitante pague ese tributo, a la inversa que las del NOA o NEA; por enumerar varios casos.

Días atrás, los seis gobernadores que integran la región patagónica estuvieron en una cumbre de la Confederación Argentina de la Mediana Empresa (CAME). Allí coincidieron en el rechazo de la vuelta de la cuarta categoría del impuesto a las ganancias, y propusieron tres alternativas para compensarlo y que de igual manera pueda significarle un ingreso fiscal al Estado Nacional.

El gobernador de Río Negro, Alberto Weretilneck, propuso que el Gobierno coparticipe el impuesto al cheque, o que les devuelva a las provincias lo que las provincias envían de impuestos con asignación específica, como es el caso del tributo a los combustibles. En tanto, el chubutense Torres propuso la creación de un tributo distinto, con mayor progresividad y con exenciones que contemplen asimetrías regionales.

Los gobernadores patagónicos la semana pasada en la cumbre de la CAME.

Por el momento, el Gobierno no evalúa ninguna de las tres posibilidades. Hay una que ya está descartada por completo: la de coparticipar el impuesto al Cheque o cualquier otro tipo de tributo. "Milei considera que una vez que los coparticipás, no los sacás más. Y planea bajar impuestos cuando la inflación tenga una tendencia baja y el cepo se pueda quitar", dice una fuente gubernamental a este medio.

No resulta casual que los últimos tres gobernadores que fueron a visitar a Guillermo Francos a la Casa Rosada provengan de esta región: primero lo hizo Torres, luego Rolando Figueroa (Neuquén) y por último Claudio Vidal (Santa Cruz). En el segundo caso, la audiencia contó con la presencia de los jefes de Gabinete nacional y provincial, Nicolás Posse y Juan Luis Ousset. En principio se conversó sobre los focos de grandes inversiones energéticas que se posan sobre esa provincia, pero el reclamo por Ganancias estuvo.

Esta medida no está dentro de la Ley Ómnibus, sino que forma parte de un proyecto aparte llamado Ley de Medidas Fiscales Paliativas y Relevantes, la cual tiene incluida la nueva moratoria y otras modificaciones tributarias. El Gobierno la considera como una concesión de tamaños mayúsculos para con las necesidades económicas que atraviesan las provincias en el marco del fuerte ajuste de los fondos discrecionales que les envía la Nación. Por ahora, su número para ser aprobado en el Congreso no está garantizado.

Si bien varios gobernadores en diálogo con El Cronista dijeron que pensaban ir sin una agenda particular, hay otros que ya avisaron que harán demandas localizadas. Entre los pedidos figuraba el envío de fondos para obras de infraestructura, así como otras medidas para defender los ingresos de los habitantes de sus provincias.

Temas relacionados
Más noticias de Javier Milei

Las más leídas de Economía y Política

Destacadas de hoy

Noticias de tu interés

Compartí tus comentarios

¿Querés dejar tu opinión? Registrate para comentar este artículo.