Paro portuario

Dictan la conciliación obligatoria y se levanta el paro de trabajadores marítimos y fluviales

La Federación Sindical, Marítima y Fluvial (FESIMAF) dejó sin efecto el cese de tareas anunciado para hoy tras recibir la conciliación obligatoria por parte de la Secretaría de Trabajo.

La Federación Sindical, Marítima y Fluvial (FESIMAF), que engloba a la mayoría de los sindicatos que pertenecen a los trabajadores de la actividad marítima y fluvial, comenzó esta mañana un cese total de actividades de 48 horas ante "la negativa" por parte de la Cámara de Armadores y Remolcadores (CAR) de "discutir una paritaria y su intento de condicionar la misma". Sin embargo, tras la conciliación obligatoria dictada por la Secretaria de Trabajo anunciaron el cese de la medida de fuerza. 

Esta semana, el Sindicato de Conductores Navales de la República Argentina (Siconara), que lidera Mariano Vilar, había anunciado que la medida gremial por 48 horas y con permanencia a bordo. 

Entre los sindicatos que se sumaron a la decisión están el Sindicato de Obreros Marítimos Unidos, el Centro de Patrones y Oficiales Fluviales de Pesca y Cabotaje Marítimo, el Sindicato de Conductores Navales de la República Argentina, el Centro de Jefes y Oficiales Maquinistas y la Asociación Profesional de Capitanes y Baqueanos Fluviales de la Marina Mercante.

"Recibida la conciliación obligatoria las organizaciones aquí firmantes informamos a todos los  afiliados dejar sin efecto el cese total de actividades en todas las empresas integrantes de CAR", expresaron a través de un comunicado. 

Los trabajadores habían excluido del cese de actividades a los remolcadores encargados de la entrada y salida de los buques que abastecen dichos combustibles, por la escasez de combustible en centrales termoeléctricas y buques gaseros LNG.

Los trabajadores de la actividad se encuentran dentro de las personas que serán afectadas por la última modificación de impuesto a las ganancias dentro del paquete fiscal de la Ley Bases.

La normativa pone en revisión el impuesto en la cuarta categoría, cuyo mínimo no imponible estaría en $1.800.000 para trabajadores solteros y $2.200.000 para casados con hijos.

Como contrapartida, el Gobierno pretende una baja de Bienes Personales a lo largo de los próximos años. Es decir, sobre el tributo que se paga sobre los bienes situados en el país y, según el caso, en el exterior.

Por lo tanto, de sancionarse el Paquete fiscal los trabajadores de marítimos y fluviales serán de vuelta alcanzados por la caurta categoría del impuesto.

El gobierno de La Libertad Avanza apuesta a que el Congresomarcha atrás con una ley que el propio jefe de Estado acompañó el año pasado, cuando todavía era diputado y candidato a Presidente. 

Temas relacionados
Más noticias de barcos

Las más leídas de Economía y Política

Destacadas de hoy

Noticias de tu interés

Compartí tus comentarios

¿Querés dejar tu opinión? Registrate para comentar este artículo.