Zoom editorialExclusivo Members

¿Dólar barato? para Milei no es ni lo que dice el FMI ni lo que pide la industria

El Fondo Monetario Internacional (FMI) asegura que el plan económico del gobierno de Javier Milei "está obteniendo mejores resultados de lo esperado", pero al mismo tiempo consideró que es necesaria una flexibilización del tipo de cambio. En otras palabras, para el organismo financiero, coincide con el rumbo que inició la Argentina, pero cree que el dólar está atrasado.

La vocera del FMI, Julie Kozack, dijo que en la Argentina "ha habido un rápido cambio en las reservas internacionales, una mejora en el equilibrio del Banco Central y una rápida reducción de la inflación, específicamente en la inflación mensual, ya que en abril alcanzó el 8,8%". Y en cuanto a la política monetaria explicó que "tendrá que seguir evolucionando para mantener la inflación y las expectativas. Y sus efectos tendrán que volverse más flexibles con el tiempo para salvaguardar una mejora en la cobertura de reservas". En diciembre, cuando asumió, el Gobierno dispuso una devaluación del 2% mensual, ritmo que se mantiene en la actualidad, aunque numerosos analistas hablan cada vez con mayor insistencia de un "atraso cambiario".

Julie Kozack, vocera del FMI

"Estos cambios en las políticas serán necesarios al tiempo que los controles cambiarios sean levantados gradualmente, según las condiciones, y mientras las autoridades hacen la transición a un nuevo régimen monetario. En este caso, ese régimen incluye la competencia de monedas, en el que el peso y otras monedas, como el dólar, pueden coexistir y son libremente usables. Otros países de la región, como Uruguay y Perú, tienen sistemas como este", puntualizó la funcionaria.

Uno de los puntos de presión para devaluar el tipo de cambio lo está ejerciendo una parte de la industria. "El sector industrial enfrenta ciertas dificultades en el marco de la baja en los niveles de demanda y de la construcción, así como en la suba de costos", indicó el informe de la UIA.

Los primeros datos sectoriales muestran que el sector automotor registró su quinta caída interanual consecutiva (-21%) en abril, mientras que los despachos de cemento se contrajeron de -35,6%. En igual sentido, la demanda de energía eléctrica de grandes usuarios industriales volvió a caer significativamente (-9,5%). En cuanto al intercambio comercial con Brasil, se registró una caída interanual en las importaciones (-34,1%), aunque las exportaciones crecieron un 36,7% (posiblemente por mejoras del sector agroindustrial).

Pero más allá de lo que dice el FMI y lo que muestra la industria, el Gobierno, al menos por ahora, no piensa en una devaluación.

Noticias de tu interés

Compartí tus comentarios

¿Querés dejar tu opinión? Registrate para comentar este artículo.