Salud

Ni leche ni huevos: los alimento con más más colágeno y vitamina C que ayudan a fortalecer los huesos y la piel

Contribuye a la resistencia y flexibilidad necesarias para el movimiento fluido de las articulaciones.

El colágeno, conocido como el "pegamento" del cuerpo, desempeña un papel esencial en mantener unidas nuestras células y tejidos. Esta proteína, que constituye una parte fundamental de la piel, los huesos, los músculos, los tendones y los vasos sanguíneos, actúa como los bloques de construcción que dan forma y soporte a nuestro cuerpo.

Su importancia radica en proporcionar resistencia y elasticidad a la piel, manteniéndola firme y tersa, así como fortalecer la estructura ósea y dar flexibilidad a los huesos. En tendones y ligamentos, contribuye a la resistencia y flexibilidad necesarias para el movimiento fluido de las articulaciones.


Con el paso del tiempo, la producción de colágeno disminuye, lo que conlleva a la pérdida de elasticidad en la piel, debilidad ósea y rigidez en las articulaciones. Por ello, es crucial incluir en la dieta alimentos ricos en proteínas completas o que estimulen la producción de colágeno.  

Según María T. López, Farmacéutica y especialista en Nutrición y Dietética, la carne es una destacada fuente de colágeno entre los alimentos de origen animal. Consumir carne asegura que el cuerpo obtenga los aminoácidos necesarios para mantener en óptimo estado los cartílagos y las articulaciones.


  ¿Cuáles son los alimentos que potencian el colágeno?  

  • La farmacéutica ofrece una lista de alimentos que favorecen la producción de colágeno, algunos de los cuales lo contienen naturalmente. Estos son:
  • Carnes: Las carnes, especialmente las magras, son una fuente rica de proteínas y aminoácidos necesarios para la producción de colágeno en el cuerpo. Consumirlas regularmente puede ayudar a mantener la elasticidad de la piel y la salud de los tejidos conectivos.
  • Caldo hecho con huesos: El caldo de huesos es una antigua receta que proporciona colágeno de forma natural. Al hervir huesos de animales durante largos períodos de tiempo, se extraen los nutrientes esenciales, incluido el colágeno, que luego se transfieren al caldo.
  • Gelatina: La gelatina, derivada del colágeno animal, es conocida por su capacidad para fortalecer el cabello, las uñas y la piel. Agregar gelatina a la dieta puede ayudar a estimular la producción de colágeno en el cuerpo.
  • Productos lácteos: Los lácteos, como la leche y el yogur, son fuentes de proteínas y calcio, que son importantes para la salud ósea y la formación de colágeno.
  • Arvejas y soja: Estos alimentos vegetales son ricos en proteínas y aminoácidos, lo que los convierte en excelentes opciones para promover la producción de colágeno en el cuerpo.
  • Yema de huevo: La yema de huevo es una fuente de proteínas, vitaminas y minerales, incluido el colágeno, que puede contribuir a la salud de la piel y los tejidos.
  • Nueces y semillas: Las nueces y las semillas son ricas en ácidos grasos omega-3 y omega-6, así como en antioxidantes, que pueden ayudar a proteger y fortalecer la piel y los tejidos conectivos.
  • Frutas, verduras de hoja verde y tubérculos: Estos alimentos son ricos en vitamina C, zinc y cobre, nutrientes esenciales para la síntesis de colágeno en el cuerpo. Incluirlos en la dieta puede ayudar a mantener la piel firme y radiante, así como a fortalecer los huesos y las articulaciones.
Temas relacionados
Más noticias de colágeno

Las más leídas de Clase

Destacadas

Noticias de tu interés

Compartí tus comentarios

¿Querés dejar tu opinión? Registrate para comentar este artículo.