Salud

No es la banana: la fruta milagrosa que previene el hígado graso y la presión arterial

Su fibra, rica en nutrientes, tiene efectos antioxidantes, antibacterianos y antivirales, lo que convierte en el fruto ideal para mejorar la digestión y expulsar el colesterol malo.

En esta noticia

Al momento de diseñar un buen plan de alimentación, los nutricionistas le dan un lugar preponderante a las frutas, que aportan nutrientes benéficos, incluyendo vitaminas, minerales, grasas sanas y proteínas.

Pero más allá de las frutas tradicionales consumidas habitualmente por los argentinos, hay una que se destaca por sus increíbles propiedades que previenen el hígado graso y la presión arterial.

Se trata del tamarindo, que según una reciente publicación de Science Direct, aporta más potasio que la banana, más fibra que el kiwi y es de gran utilidad para eliminar la retención de líquidos.

De dónde proviene el tamarindo y qué gusto tiene

El tamarindo es un fruto tropical que proviene de un árbol que lleva su mismo nombre, que crece en África, Asia y Latinoamérica, especialmente en México y Costa Rica.

Su sabor varía según la temporada de crecimiento, volviéndose más dulce a medida que se vuelve más madura.

Su fibra, rica en nutrientes, tiene efectos antioxidantes, antibacterianos y antivirales, lo que convierte al tamarindo en el fruto ideal para combatir el hígado graso, mejorar la digestión y expulsar el colesterol malo.

Además, es utilizado con fines medicinales gracias a sus propiedades laxantes, diuréticas, astringentes, antipiréticas y antisépticas.

Valor nutricional del tamarindo

Una porción de 100 gramos de tamarindo crudo aportan los siguientes nutrientes, según datos del Departamento de Agricultura de los Estados Unidos:

  • Magnesio: 92mg
  • Potasio: 628mg
  • Hierro: 2.8mg
  • Calcio: 74mg
  • Fósforo: 113mg
  • Cobre: 0.086mg
  • Sodio: 28mg

Cuáles son los beneficios de comer tamarindo

  • Ayuda a reducir el impacto inflamatorio del estrés oxidativo y mejora las defensas inmunitarias naturales del cuerpo gracias a su pulpa rica en fitonutrientes.
  • Contiene polifenoles, sustancias con propiedades antioxidantes que protegen a las células contra el daño causado por los radicales libres y previniendo el crecimiento de células malignas y el desarrollo del cáncer.
  • Mejora la salud del corazón y el colesterol, puede disminuir el colesterol LDL y aumentar el colesterol HDL, lo que reduce el riesgo de aterosclerosis. 
  • Su pulpa seca tiene efectos antihipertensivos, lo que impulsa una reducción en la presión arterial diastólica.
  • Su extracto contiene antioxidantes llamados procianidinas, que proporcionan un efecto protector contra la enfermedad del hígado graso.
  • Los compuestos naturales presentes en el extracto pueden utilizarse como antimicrobianos naturales contra microorganismos patógenos.
  • Aporta vitamina A, una vitamina importante para la salud de la vista, ya que su ingesta adecuada ayuda a prevenir la degeneración macular y las cataratas.
  • El efecto antiinflamatorio del extracto de semilla de tamarindo puede ofrecer beneficios protectores y mejorar la regulación del azúcar en sangre en personas con diabetes.
Temas relacionados
Más noticias de alimentos
Noticias de tu interés

Compartí tus comentarios

¿Querés dejar tu opinión? Registrate para comentar este artículo.